DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   NATYASHASTRA   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

Artículo


RECORDANDO A C.R. VYAS


SUDIPTA BISWAS


A medida que las cortes reales se convertían en historia, la India de la pos independencia fue testigo de una nueva raza de músicos clásicos que iban a cualquier lugar para ganarse la vida. Los rigores de una sociedad que cambiaba rápidamente hizo que muchos músicos se sintieran desplazados en el sistema moderno. Pero debido a que la esencia de gozo en pos de la música no conoce límites de tiempo, el nuevo orden produjo magníficos artesanos de las notas. Uno de estos fieles devotos de la música fue el fallecido cantante Pandit C.R. Vyas quien murió este año.


   Nacido el 9 de noviembre de 1924 en un pueblecito llamado Thair, en Osmanabad, Maharashtra, Chintamani Raghunath Vyas se crió en una familia de Kistankars o cantantes de música devocional. Desde sus años de colegio fue conocido como cantante. Le atraía la música por naturaleza. En su escuela siempre le pedían que cantara en cualquier ocasión. La gente también contaba con él para funciones sociales. La sociedad de Maharashtra posee una rica cultura de canciones. Las canciones de música devocional de su casa y del Natya sangeet o teatro folclórico, repleto de canciones, atraían al joven Chintamani. El repertorio de canciones del teatro folclórico de Mahrashtra es todavía un rico bastión de la música hindustaní con amplio alcance de experimentación y uso. De esta forma, Chintamani se dedicó a la música clásica. Pero quién sería su Guru?


   En esa época, la tradición seria de seguir una de las gharanas o estilos relacionados con las familias de música clásica hindustaní todavía estaba de moda. Entre el laberinto de gharanas, siempre era difícil para un estudiante elegir al profesor adecuado. Es interesante el hecho de que la preparación formal del joven Chintamani en música clásica se la impartieran cuatro gurus de tres gharanas diferentes: Pandit Govindrao Bhatambrekar de la Kirana gharana, Pandit Rajarambua Paradkar y Pandit Mirashibua de la Gwalior gharana y Pandit Jagannathbua Purohit alias "Gunidas" de la Agra gharana.


   El mundo estaba cambiando así como los tiempos en la escena musical de la India. A diferencia de los músicos anteriores, se ponía énfasis general en la educación. Después de terminar sus estudios, C.R. Vyas fue a Bombay y comenzó a trabajar en una compañía privada. La familia y la dedicación a la música "para practicar y perfeccionar" era mas una religión que una simple afición o pasatiempo. Bombay estaba entonces creciendo como capital comercial y tenía la crueldad natural de todas las culturas urbanas. Pero nada podía disuadir a Vyas. "Solía levantarse a las cuatro de la mañana y sentarse a riyaaz o practicar. Después se iba a la oficina y, de nuevo, hacía riyaaz después de regresar a casa", recuerda su hijo Satish Vyas, un conocido músico de santoor.


   Más adelante, se diplomó en Música en el Morris College de Lucknow y fue profesor de música a tiempo parcial en la Bharatiya Vidya Bhavan. Una confluencia de estilos y el tratamiento de las ragas en diferentes gharanas es un elemento interesante en la preparación intelectual de Pandit C.R. Vyas. A diferencia del enfoque moderno de trucos y acrobacias, el enfoque de Pandit C.R. Vyas se caracterizaba por el intelectualismo espiritual. Y ha dejado su huella no sólo en el canto, sino en la creación de nuevas ragas y más de doscientas bandish (composiciones líricas). Su Dhankoni Kalyan, Sanandi, Sanjogiya, Shiv-Abhogi y algunas otras ragas han gustado tanto al público en general como a los músicos. Muchas de sus composiciones de ragas populares las cantan algunos artistas actuales.


   Componía sus canciones con el seudónimo de Gunijaan (el de talento). "En medio de la rutina cotidiana escribía sus fantasías incluso cuando se trasladaba en tren al trabajo", dice su hijo Satish Vyas. Es raro encontrar casos en que el discípulo de un guru vaya a otro guru, especialmente cuando el primero vive aún y que les agrade a los dos. Los músicos profesionales son tremendamente sentimentales y egoístas y raras veces permiten a sus discípulos que vayan a otro lugar a aprender. Pero para el discípulo C.R. Vyas, maestros como Pandit Rajarambua y Pandit Jagannathbua llegaron a ser buenos amigos. Como símbolo de respeto, C.R. Vyas dedicó nuevas composiciones a su guru Pandit Jagannathbua. "En una ocasión dejó de hablar con mi padre pero se llenó de alegría cuando lo oyó cantar "Kahey mosey ruth rahey, mero guni bantha" (por qué el que tiene talento está enfadado conmigo?) en raag Kaushik Ranjini. Más tarde, Pandit Jagannathbua compuso una canción que comenzaba con "Mora ladla" (mi querido muchacho) en raag Jog, dirigiéndose a mi padre en la que decía que mi padre le debía mucho más a Pandit Rajarambua!" -recuerda Satish Vyas.


   El legado continúa pero con una diferencia. Sin embargo, al ser hijo de un compositor y cantante de tanto talento, optó por el santoor. Aunque fue introducido en el arte de cantar, recuerda haber sido testigo de un recital de Shiv Kumar Sharma con su padre y decidió aprender a tocar el santoor. El rico ambiente musical de la familia le ayudó a convertirse en un gran artista. El mayor de los discípulos de Shiv Kumar Sharma, Satish Vyas, tiene un enfoque diferente y global de su interpretación de las ragas. Como su padre, este Licenciado en Artes de la Universidad de Bombay ha ocupado puestos en compañías de primerísima categoría pero ahora dedica todo su tiempo a la música.


   La familia Vyas, en general, ha hecho una contribución única al fomento de la música clásica hindustaní. "El Gunidas Sangeet Sammelan (festival musical) celebró su XXV sesión en Mumbay el año pasado. En Delhi se celebró la sesión XI. También organizamos este concierto en Kolkata (Calcuta). Mi padre quería rendir tributo a su guru Pandit Jagannathbua alias Gunidas con este concierto", dice Satish Vyas. Considera que es un servicio a la música mundial. Y, verdaderamente, lo piensa así. Los amantes de la música hacen cola desde el amanecer para conseguir entradas para esta serie de conciertos.



El autor es escritor independiente de música clásica de la India.


Artículo publicado en INDIA PERSPECTIVAS Julio de 2002

MÚSICA