DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   NATYASHASTRA   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

K.L. Saigal y Khursheed en “Tansen”

Artículo


ANIL BISWAS, EL FIN DE UNA ERA


El Inmortal K.L. Saigal


   PRAN NEVILE


   Nacido el 4 de abril de 1904 – el cuarto día del cuarto mes del cuarto año del siglo XX, K.L. Saigal tuvo una vida corta. Ni siquiera había completado los 43 años cuando, en la cima de su fama y gloria, murió en enero de 1947. Reconocido como el cantante más grande del siglo XX, Sargal fue un genio musical con una voz dotada por Dios que trajo la música a las masas y llegó a ser una leyenda en vida. Sus encantadoras melodías siguen deleitando a millones de sus admiradores en todo el mundo y se han convertido en parte de nuestro legado. Ningún otro artista antes o después de él ha podido superar o siquiera igualar su popularidad y prestigio en el mundo de la música india.


   El año entrante, 2004, marcará el centenario del nacimiento de K.L. Saigal. Esta será la ocasión más oportuna para pagar nuestra deuda pendiente por tanto tiempo a Saigal, el verdadero Tansen de nuestros tiempos. Saigal no sólo fue la primera super estrella del cinema indio sino también el primer rey de la Ghazal, cuya representación de versos de los grandes poetas como Zauk, Dard, Seemab, Arzoo, Hasarat y sobre todo, Ghalib, dio una nueva forma y contenido a su poesía. De hecho, Saigal a su propia manera inmortalizó a Ghalib cantando las más selectas ghazals del poeta en su voz melodiosa y divina.


   Saigal, con su voz dotada por Dios y su estilo inimitable dio una dimensión totalmente nueva a la música de su tiempo. Para él, cantar era tan natural como respirar, superando todos los límites de habilidad y estilo. Sin ningún entrenamiento formal en música, ni ningún porta antorcha de "gharana" alguna, Saigal fue un maestro reconocido de su arte. La fuerza elemental de su música asombró a los grandes maestros de música de su tiempo como Fayaz Khan, Abdul Karim Khan, Bal Gandharav, Pt. Omkar Nath y otros que se sorprendieron de su comprensión instintiva de las ragas y de su voz resonante real que tenía un toque de divinidad. Se dice que Fayaz Khan le dijo una vez a Saigal que él no necesitaba aprender nada de otros.


   Saigal fue un cantante que desafió todas las descripciones. Un alma inspirada, más como un santo sufí, él encontró en la música el instrumento más efectivo para la comunión con la divinidad. Había música en su habla y en sus gestos y desplegó su alma a través de sus canciones, las cuales se han convertido en parte de nuestra herencia. No es de maravillarse que Saigal haya inspirado a toda una generación de cantantes tales como Surender, Mukesh, Rafi, Atma, Talat y Kishore Kumar.


   Saigal apareció en el mapa musical de India a principios de los anos 1930, cuando fue descubierto por B.N. Sircar, el fundador de Nuevos Teatros de Calcuta, durante una de sus visitas de negocios al Punjab. Impresionado por el notable talento de la canción, Sircar lo reclutó en Nuevos Teatros. Según se relata, con la autenticación de nadie menos que Kidar Sharma, el reconocido lírico, guionista y luego director y productor, se encontró que Saigal no era suficientemente bueno para actuar. Así que recibió un papel menor en "Pooran Bhakt" de Nuevos Teatros, hecha en 1933. Este aparece sólo durante la secuencia de sus propias canciones. Pero pronto después, su talento para la actuación fue reconocido y Sargal recibió un papel principal en " Yahoodi Ki Ladki", una épica costumbrista basada en el famoso drama de Aga Hashar Kashmiris 'Misarkumari'. Este clásico fue una de las producciones iniciales más elaborada del Nuevo Teatro, con 19 canciones, incluyendo el número de Ghalib siempre popular de Saigal 'Nuktachin hai gham-e-dil': Fue alrededor de este tiempo que la Hindustan Records Company de Calcuta lanzó la primera grabación de Sargal 'Jhulana Jhulao', la cual iluminó una nueva senda en la música india y ganó para él la aclamación de conocedores amantes de la música.


El estilo musical fílmico de Saigal se formó en gran medida en Nuevos Teatros, que para entonces contaba con una galaxia de directores musicales como R.C. Boral, Timir Baran y Pankaj Mullick, quien compuso la mayoría de las canciones que permanecen entre los éxitos populares del cinema indio. Saigal alcanzó el estrellato con el lanzamiento del Nuevo Teatro 'Chandidas' en 1334. El éxito fenomenal de la película implantó una nueva tendencia, estableciendo el dominio de las canciones y la música en el cinema indio, lo cual sigue siendo una importante atracción para la audiencia incluso hoy en día. Saigal fue aclamado como la estrella guía de la canción. Nunca antes se había escuchado una voz así de conmovedora en el cine indio. Luego vino la siempre grandiosa obra maestra de Barua 'Devdas', la clásica historia de amor no correspondido de Saratchandra, perdurable y honrada por el tiempo. Aquí la destacada actuación de Sargal estableció el nivel de la actuación en el melodrama musical. Con su arrobadora representación de Devdas, Saigal dio vida al carácter desesperado del autor Saratchandra. Su aspecto pensativo, ese mechón de cabello colgante y su canto acongojado 'Dukh ke ab din bitat nahin' ("los días de agonía nunca van a terminar") lo convirtieron en figura de culto y Saigal llegó a ser la primera Super Estrella del cine indio.


Saigal era un artista bilingüe y su maestría del lenguaje bengalí fue reconocida incluso por Gurudev Tagore al permitirle, como primer artista no bengalí, cantar el Rabindra Sangeet. El también desempeñó papeles principales en películas bengalíes que hicieron que los admiradores bengalíes lo quisieran.


Nuevos Teatros no explotó a sus estrellas talentosas y Saigal sólo hizo una o dos películas por año. En 1937, Sargal apareció en "Presidente", que una vez más fue un éxito arrollador. Él era versátil en sus gustos, prestando su voz a todo tipo de canciones, como encontramos en el memorable número 'Ek Raje ka beta lekar' - una rara fusión de prosa y poesía. El año siguiente, Nuevos Teatros presentó tres películas famosas protagonizadas por Saigal, 'Dharti Mata', 'Dushman' y 'Street Singer'. Esta última elevó a Saigal a una nueva cúspide de gloria junto con Kananbala.


Saigal partió de Calcuta en 1941 para unirse a los estudios Ranjit en Bombay. Allí Chandulal Shah y su equipo capitalizaron sus talentos y produjeron dos películas destacadas, 'Bhakt Surdas' y 'Tansen'. Saigal coprotagonizó con otra altamente talentosa heroína de la canción, Khurshid, y estas dos películas fueron ambas éxitos de taquilla. La popularidad de Saigal alcanzó nuevas alturas. Los directores musicales de Bombay (Mumbai) competían unos con otros por una oportunidad para componer música para Saigal. Finalmente, fue Nausead quien formó un equipo con Saigal en la obra maestra de Kardar 'Shahjehan'. Este fue el último de los grandes éxitos musicales que mantienen viva la memoria del gran K.L. Saigal, con aquellas canciones sublimes como 'Gam diye Mustkil' y 'Jab dil hi toot gaya'.


K.L. Saigal fue también poeta y compositor. Se dice que él recitó sus propias composiciones aunque no hay grabaciones disponibles, aparte de 'Main baithee thi phulwari mein', una notable Bhajan (canción devocional) que revela sus inclinaciones espirituales y da base a la afirmación de su primo, Chaman Puri, en cuanto a que Saigal fue un gran devoto del Señor Krishna y con frecuencia cantaba bhajans a su madre. También fue un compositor competente y se cree que compuso la mayoría de su música no fílmica. De acuerdo con Kidar Sharma, fue Saigal quien creó los tonos de aquellos dos famosos números, 'Balam Aan baso mere man mein' y 'Dukh ke ab din bitat nahin' de "Devdas".



Artículo publicado en INDIA PERSPECTIVAS Julio de 2003

MÚSICA