MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   NATYASHASTRA   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

Artículos


NATARAYA, SHIVA EN DANZA CÓSMICA


Dr. SUBHASHINIARYAN


   En el arte indio, pintura, escultura y arquitectura - nada existe por su propia causa; incluso la hoja más pequeña no está desprovista de contenido espiritual. Lo mismo se aplica a las formas esculturales de las diosas y dioses hindúes. Cada divinidad es representada como absorta en actividades con un profundo simbolismo cósmico inherente. Entre ellas se destaca más la imagen de Shiva Danzando, el Nataraja o Rey de la Danza. Shiva, según las escrituras, es exponente de la danza y la música, así como danzarín y músico (Vinadhar) por excelencia. El Natyashastra de Bharata menciona 108 posiciones de danza y el tandava lakshana, de los cuales todos figuran en el gopuram en el templo de Chidambaram, al Sur de India. El tandava no implica la danza de la destrucción, sino simplemente la danza.


   El simbolismo inherente en esta danza cósmica de Shiva es explicado en la escuela de filosofía Shaiva Siddhanta. La imagen Nataraja es el poderoso medio rítmico que desempeña constantemente cinco actividades cósmicas eternas: creación, preservación, aniquilación, abstracción y bendición. Su posición involucra las tres entidades perdurables primordiales - Dios, el alma y la esclavitud - revelando el sendero de Liberación para todas las almas luchando en la vida.


   De acuerdo con las escrituras Hindúes, Maya (ilusión) hace que malinterpretemos como permanentes los placeres transitorios del mundo, mientras tan sólo la comunión espiritual puede despojarle a uno de la ilusión. Se considera al ego como el más pernicioso de todos los males; sólo É1 mantiene el ego de todas las almas bajo control, lo cual es simbolizado en el Nataraja pisoteando la figura del demonio.


   Las imágenes del Nataraja se consiguen en toda India en piedra y bronce. En el norte, fueron esculpidas en los muros de los templos en relieve desde el período Gupta en adelante. En el Deccan y Sur de India, las primeras imágenes existentes del Danzarín Cósmico datan del siglo VI DC, desde el período Chalukya en adelante. Las obras maestras del arte escultural se ven en los templos de cuevas excavados en roca en Badami, Ellora, Elephanta y Bhumara. En el Sur de India, el gran número de iconos de bronce del Nataraja fue creado por los maestros escultores de las cortes reales de los reyes Chola en los siglos IX - X. Ellos moldearon una variedad de iconos de bronce y estatuas de piedra, el Dios danzante de cuatro, seis, ocho o diez brazos, portando diversas armas.


   El ejemplo más asombroso de un icono de bronce del Nataraja se adora en el templo de Chidambaram. Una visita allí es una experiencia elevadora. Además está la obra maestra de la creación escultural Chola, actualmente en un museo de París; el segundo de los mejores está en el museo de Amsterdam. Estos iconos del Nataraja encarnan lo sublime, la alegría de vivir, el éxtasis del movimiento rítmico, el equilibrio perfecto, la gracia indescriptible, simetría, armonía - implícitos en sus gestos y posturas refinados y elegantes.



Artículo publicado en INDIA PERSPECTIVAS Julio de 2003

DANZA