MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

DERECHOS RESERVADOS © MAURICIO MARTINEZ R.

         HOME   CONTENIDO   MUSICA   DANZA   TEATRO   PATRIMONIO   NATYASHASTRA   EVENTOS   AUTOR  CONTACTO

Artículos


LA “SIN PAR” ALARMELVALLI


Veeraraghavan*


   Cuando Alarmelvalli estaba apenas comenzando la adolescencia, un adivino predijo que “esta niña se mantendrá viajando al exterior como si estuviera saliendo al patio de su propia casa Su familia y la misma Valli pensaron que ello significaba que estudiaría en Oxford o Cambridge o que trabajaría en Asuntos Exteriores. Pero a los dieciséis años su vida cambió. Llámese momento de definición o punto decisivo. Hubo una invitación del Teatro de La Villa, París, a danzar en compañía de luminarias como Birju Maharaj, Hari Prasad Chaurasia y Shiv Kumar Sharma. Esa invitación y el optar por aceptarla, cambiaron la vida de ella para siempre.


   Fue A.G. Gardner quien dijera sobre el “Jam Saheb” de Navnagar, la gran leyenda del críquet de sus tiempos, que “él era príncipe de un Estado pequeño pero rey de un gran juego.” Si el mismo hubiera escrito sobre Valli, habría dicho que en lugar de convertirse en Embajador de su país, ella escogió ser Reina de un gran arte.


   Honrada con muchos títulos, igual por artistas y gobiernos, siendo el último el “Padma Bhushan” otorgado por el Presidente de India, apreciada y reverenciada por los conocedores y las audiencias en todas las ciudades principales de India y el exterior, era de esperar que el gobierno francés la honrara también, en marzo de este año.


   El gobierno francés le confirió el premio Chevalier des Arts et Letters (Caballero del Orden de las Artes y Letras).


   Este premio entregado por el Ministro de Cultura y Comunicación del Gobierno de Francia, honra a aquellos quienes se han distinguido en el campo del arte y han contribuido a promover la Cultura en Francia y en el exterior.


   Lo singular en el arte de Valli es que se trata de una mezcla extraordinaria de una gran tradición en la danza clásica india y su propia personalidad única. Es su personalidad que extrae de lo profundo de la rica tradición y presenta su belleza grandiosa con un atractivo extraordinario a las audiencias en todo el país y el mundo, sobrepasando clasificaciones y categorías tales como conocedores y aficionados. Su personalidad fue descrita mejor por Ramya en The Times of India, Bombay, (marzo 1995):


   “Pasar un tiempo con Alarmelvalli nunca es una experiencia descansada. Ella está moviéndose constantemente, su rostro, sus ojos continuamente hablando, contando historias al mirar silenciosos al vacío de un lado al otro. Y cuando ella habla, es una cascada de palabras cada una escogida con un fin preciso, un contexto específico. Un pensamiento lleva al otro, luego a un tercero, toda en sucesión rápida, a veces conectados y a menudo saliéndose por la tangente en ideas remotamente relacionadas.”


   Como observó John Ruskin, un pedazo de roca ya no sigue siendo un pedazo de roca después que su escultor haya visualizado su forma. Son la mente y la personalidad de Valli las que crean y vuelven a crear belleza toda vez que se sumergen tanto en tradiciones antiguas como en contextos modernos. Lo que ha sido quizás mas extraordinario es su habilidad. Como observó John Ruskin, un pedazo de roca ya no sigue siendo un pedazo de roca después que su escultor haya visualizado su forma. Son la mente y la personalidad de Valli las que crean y vuelven a crear belleza toda vez que se sumergen tanto en tradiciones antiguas como en contextos modernos.


   Comentando sobre lo anterior, Subbudu escribió después en The Statesman que “Khushwant Singh no necesitaba disculparse así por su ignorancia de las artes, porque el gran Bharata Muni establece específicamente que a menos que la danza pueda ser comprendida por el mínimo común denominador, es decir, los ignorantes en la audiencia, no vale la pena.”


   Valli “domina la escena cargando a todos los que la observan en las alas de una imaginación. Obviamente iluminada por una madura y centellante inteligencia inherente, Valli convierte a la danza en una experiencia extática compartida por la danzarina y la audiencia” dice otro crítico.


   En 1990, en Brasil, antes de iniciar el programa, Valli advirtió a la audiencia que no viera al Bharatanatyam como una pieza de museo. El crítico Alvavol Machodo escribió en el Folha de 5. Paulo comentando “esa advertencia es casi innecesaria cuando la danzarina con gracia y vivacidad hace su aparición deslumbrante en el escenario, al sonido de un grupo de cuatro músicos con quienes ella comparte el festival. Uno entiende que se considere a ella como una de las mejores representantes de la danza india.” “La audiencia no cesaba de solicitar su regreso...” añadió.


   El Crítico canadiense, Linde HoweBeck, escribió una vez en The Gazette of Montreal que Valli “Se toma el escenario con la presencia de un Nureyev y danza con el profesionalismo y la técnica de Baryschnikov. Ella posee un profundo entendimiento de su arte y ejecuta su representación igual con un resplandor que con una calma acérrima.


   La mención que acompañaba el Premio Padma Shni que le entregó el Presidente de India en 1991, la describe “como una danzarina líder de India de renombre mundial y una exponente famosa de la tradición Pandanallur en Bharatanatyam, la cual simboliza la autenticidad clásica, la excelencia técnica y el lirismo estético. La contribución de ella en el rejuvenecimiento de la tradición es significativa.”


   María José de Saboya, después de presenciar la representación de Valli en Venecia, escribió:


   “Cómo no ser conquistados por esta grandiosa experiencia profesional y más aún por este ante? Todavía no es seguro si la gran escultura es un cuerpo humano danzando hecha en piedra para la eternidad...”



*El autor es el Director de la “Bhartiya Vidya Bhavan”, Nueva Delhi.


Artículo publicado en INDIA PERSPECTIVAS Junio de 2004

DANZA